transporte especial

Transporte especial y su impacto en el ámbito del transporte de mercancías

El transporte especial se caracteriza por utilizarse para todas aquellas mercancías que bien, por las diferentes dimensiones o volúmenes que tienen, suponen un incremento respecto de las medidas recurrentes utilizadas en el caso de transportes en camiones articulados. Debido a esta circunstancia, se precisan de una serie de vehículos específicos para transportar estos productos y también, un conjunto de autorizaciones muy particulares para efectuar este tipo de traslados de mercancías. 

Hoy desde Internacionalmente.com queremos hacer énfasis en la relevancia de la definición de transporte especial, por las enormes posibilidades que implica en el ámbito del transporte de mercancías. Presta atención a las sucesivas líneas, porque en ellas te mostraremos los detalles más relevantes sobre este importante concepto del transporte especial para que lo conozcas. 

¿Qué es exactamente el transporte especial? 

En líneas anteriores hemos hecho referencia a este modelo de transporte conocido como transporte especial, que se utiliza principalmente para aquellas mercancías cuyo volumen o dimensión es superior a las condiciones habituales establecidas en el Reglamento de Circulación. Es importante tener en cuenta que este tipo de productos suelen transportarse, por ejemplo, a través de un camión articulado, por ser el medio más habitual utilizado para este propósito. Cuando las mercancías excedan el tamaño o las dimensiones establecidas, se requieren de otros vehículos de transporte especiales.

En artículos anteriores hemos hecho hincapié en que el sector del transporte de mercancías cuenta con una gran amplitud y heterogeneidad. Como consecuencia de todo esto, a diario se realizan numerosos transportes en mercancías muy dispares entre sí. Sin embargo, cada uno de estos transportes de productos debe efectuarse en óptimas condiciones para que la llegada de las mercancías se produzca en condiciones correctas. 

¿Qué se indica en la normativa sobre el transporte especial?

Si atendemos al Reglamento General de Vehículos, consideramos fundamental recordar que un camión articulado tiene como longitud máxima los 16,5 metros y una anchura de 2,5 metros. Las cifras anteriores son las máximas que puede tener todo camión articulado en el caso de España. Teniendo en cuenta dichas cifras, si un producto en particular no se puede situar en este tipo de vehículos convencionales, será necesaria una solicitud de autorización especial si se quiere circular en carretera con estas mercancías. 

No deberíamos olvidar que el transporte de los productos a través de carretera puede ocasionar diferentes peligros y riesgos en materia de seguridad vial. Por ello, para evitar cualquier tipo de causa de accidente relacionada con la seguridad vial, daños al resto de usuario que circulan por las carreteras o incluso estos mismos daños la infraestructuras, es importante contar con una autorización especial para circular con este tipo de mercancías mencionadas. 

transporte especial camiones

¿Qué tipos de mercancías requieren un transporte especial?

En las últimas décadas se ha producido un incremento notable en cuanto al número de mercancías transportadas en carretera que necesitan de autorizaciones especiales para circular por las mismas. Seguidamente vamos a enumerar algunos de estos ejemplos más habituales para que comprendan mejor la importancia de esta solicitud: 

  • Las vigas empleadas para la construcción. 
  • Las diferentes partes utilizadas para la fabricación de aviones. 
  • La propia maquinaria industrial de gran tamaño. 
  • Los diversos materiales pertenecientes a la industria de combustibles. 

Los ejemplos anteriores son solamente algunos de los posibles que necesitan de un transporte especial. Unas veces puede suceder debido a las propias características de los materiales mientras que otras, se puede corresponder con las propias dimensiones del material a transportar. 

Consideramos fundamental recordar que existen un conjunto de normativas específicas, solamente aplicables a este tipo de servicios de transporte tan particulares. A continuación vamos a enumerar los diferentes grupos principales en los que podemos clasificar este tipo de mercancías: 

3 Diferencias entre un transporte normal y el transporte especial

Existen notables diferencias en cuanto al transporte especial de este tipo de mercancías, en comparación con un transporte de productos normal. Seguidamente te vamos a detallar las diferencias más habituales entre las mismas:

  • Debe existir un conductor diferente para el transporte especial de un transporte de productos normal. 
  • El vehículo utilizado debe de ser también diferente, debido a que las condiciones de las mercancías no son las mismas. 
  • A la hora de circular con este tipo de mercancías especiales, el propio Reglamento General de Circulación en su anexo III, recoge una serie de normas válidas para este tipo de transporte específico. Asimismo, las distintas condiciones aplicables a la circulación se determinan mediante una autorización complementaria a la circulación, establecida en este mismo Reglamento.
transporte especial diferencias

Claves esenciales aplicables al transporte especial 

Existen numerosas condiciones que regulan la circulación de los transportes especiales. Generalmente están determinadas por un conjunto de cláusulas que tienen el objetivo de evitar diferentes circunstancias futuras que podrían producir, tales como: 

  • Disminuir la posibilidad de sufrir daños en las infraestructuras. 
  • Evitar circunstancias tales como los perjuicios que afectarían a la movilidad de los usuarios que circulan por las carreteras. 
  • Realizar una correcta estiba de la mercancía. 
  • Reducir los riesgos que pudieran producirse en el ámbito de la seguridad vial. 

¿Qué tipo de autorizaciones para el transporte especial son las más habituales? 

Básicamente existen tres grandes grupos de autorizaciones que se pueden solicitar para transporte de este tipo de productos o mercancías. A continuación vamos a enumerar cada una de ellas explicando en qué consiste y cuáles son sus particularidades más representativas. 

La autorización genérica 

Se corresponde con aquel tipo de autorización engloba aquellos transportes cuya longitud máxima no exceda los 20,55 metros. Además de esto, no pueden exceder los 3 m de ancho, ni tampoco superar los 4,5 m de altura. 

Lo más habitual es que este tipo de autorización genérica se utilice para aquellos transportes especiales que no superen las 45 toneladas como promedio. En caso de acceder a estas cantidades no sería válida una autorización genérica, por lo que se debería optar por otra de las posibles. 

Un detalle que nos gustaría mencionar en este sentido es que la velocidad máxima en el transporte especial, no puede superar los 70 kilómetros por hora. 

La autorización específica 

Presenta claras diferencias aplicadas al transporte especial en cuanto a la autorización genérica. Una de las más significativas es que su longitud no puede ser mayor de 40 m, exceder los 5 metros de anchura, ni superar los 4,7 m de alto. Como cifra total este transporte especial no puede desplazar mercancías si éstas exceden las 110 toneladas como cifra total. 

Otra de las particularidades que seguramente desconocen una parte de nuestros lectores, es que este tipo de transporte especial tiene como velocidad máxima los 60 kilómetros por hora, o lo que es lo mismo 10km/h menos que en caso de la autorización genérica. 

La autorización excepcional 

El tercer gran grupo de este tipo de autorizaciones utilizadas con más frecuencia en el transporte especial, en la correspondiente con las excepcionales. Se aplica a todos aquellos transportes que superen una longitud superior a los 40m, los 5 m de ancho y más de 4,5 m de altura. Sucede exactamente lo mismo con el caso de las toneladas, ya que deben exceder las 110 como máximo. 

En ninguna circunstancia podrán superar los 60 kilómetros por hora este tipo de transportes especiales, siendo su velocidad máxima ésta. 

transporte especial autorización excepcional

Nociones esenciales sobre la solicitud de un transporte especial

Consideramos fundamental mencionar que este tipo de solicitudes para efectuar un transporte especial de productos, deben reunir dos premisas muy concretas. Primero, deberían contar con un itinerario claramente especificado, al mismo tiempo que las diversas rutas que se van a utilizar. Resulta fundamental que aparezcan las provincias, los puntos de origen y de destino, al igual que por supuesto, las carreteras utilizadas para la circulación. 

Independientemente de si se efectúan en una carretera convencional, autovía o autopista, debe contar cada uno de estos transportes especiales con un vehículo piloto que los acompañe. Dependiendo de las dimensiones de la mercancía, el vehículo piloto deberá situarse detrás o delante del transporte especial. La normativa indica que la distancia entre ambos vehículos ha de ser entre 40 y 50 m como promedio. 

En aquellas circunstancias en las que el vehículo de transporte especial sea superior a los 5 metros de anchura o mayor de 50 m de longitud, deberá contar con escolta de agente de la Guardia Civil de Tráfico que acompañarán al transporte especial. Lo harán también en los casos en los que no sea posible mantener una velocidad mínima de 40 kilómetros por hora en carreteras llanas. 

Si te ha parecido interesante este artículo sobre el transporte especial, no pierdas de vista otras publicaciones de nuestro blog.

Total
15
Shares
Related Posts
Ya está disponible la versión 3 de nuestra Guía de Incoterms 2020
Descargar
Usamos cookies para mejorar su experiencia de navegación en nuestra web, para mostrarle contenidos personalizados y para analizar el tráfico en nuestra web. Ver política de cookies
Total
15
Share