Exportar a Brasil

Exportar a Brasil: un mercado en expansión sostenida y 200 millones de habitantes

La competitividad del mercado unida a la globalización ha llevado a muchas empresas a buscar oportunidades de negocio en mercados emergentes. Esto puede suponer más complicaciones de las que encontramos en el mercado local, pero también es cierto que los posibles beneficios son mayores debido al alto potencial de crecimiento presente en dichos mercados.

Exportar a Brasil es una de esas opciones y se está convirtiendo en una de las apuestas más recurrentes entre nuestras empresas. Hablamos del quinto país del mundo por extensión, que también es actualmente uno de los mercados más potentes en América Latina. Los datos de su economía invitan también a pensar en positivo, con un 1,3% de crecimiento en 2018 y estimaciones del 2,4% para este 2019. Te contamos las claves para no dejar pasar la oportunidad.

Exportar a Brasil: Ventajas y Desventajas

En el caso de Brasil, casi todos los exportadores de su entorno lo tienen como objetivo. Evidentemente esto supone un buen síntoma, aunque ni mucho menos un dato definitivo. Antes de saber si el territorio brasileño es propicio para tu negocio, lo mejor es conocer sus principales características a favor y en contra.

Puntos fuertes

En el lado positivo de la balanza encontramos el potencial mercado de clientes que encontraremos si decidimos exportar a Brasil. La población del país supera los 200 millones y, la gran mayoría, está considerada clase media, por lo que su poder adquisitivo es notable. Los actuales índices macroeconómicos positivos unidos a un gobierno de carácter estable invitan a pensar que esta situación de prosperidad se mantendrá en el medio/largo plazo.

Tampoco hay que olvidar que los brasileños cuentan con un cierto aprecio por la cultura y empresas españolas. Ya sea por carácter o la forma de encarar la vida, los españoles suelen ser bien recibidos a la hora de hacer negocios en Brasil. Finalmente, la abundancia de recursos naturales del país también puede suponer un punto a favor para la entrada y desarrollo de nuestra empresa en el territorio.

Debilidades

Los puntos negativos de Brasil estarían encabezados por un sistema fiscal y judicial complejo y poco funcional. Esto puede suponer un gran impacto a la hora de establecernos en el país y, sobre todo, influir en los plazos de puesta en marcha y desarrollo del negocio. Los elevados tipos de interés tampoco ayudan a que el crecimiento se logre a corto plazo.

Debemos valorar también la baja calidad de los servicios públicos presentes en el país. Una característica que puede influir directamente a la hora de exportar a Brasil si nuestro negocio está relacionado directamente con dichos servicios, pero que en cualquier caso influirá directamente sobre las condiciones laborales que se puedan ofertar en el territorio.

Claves para exportar a Brasil

Una vez conocidos los puntos a favor y en contra para optar por el país sudamericano, no está de más repasar la idiosincrasia que rodea al mundo empresarial local. Unas condiciones que serán cruciales para el éxito o fracaso de tu plan de negocios.

  • La puntualidad no es una constante en la sociedad brasileña. Una reunión de negocios puede verse retrasada o anulada en el último momento, así como empezar con retraso. La consecuencia de todo esto es que, del mismo modo, la hora de finalización de un encuentro no la sabremos hasta que llegue el momento de despedirse en sí.
  • Una cosa es sentirse atraído por lo español y otra usar el idioma como Pedro por su casa. El inglés y/o el portugués serán los idiomas preferentes para las reuniones de negocio.
  • La paciencia jugará un papel fundamental en lograr el éxito a la hora de exportar a Brasil.Posiblemente la paciencia sea necesaria en cualquier mercado, pero más en un territorio en el que el sistema legal tiene unos ritmos ‘curiosos’.
  • Si la situación invita a cultivar las relaciones personales, no tengas reparos. La cultura brasileña es bastante abierta y suele ser habitual que los socios empresariales compartan detalles de su vida personal.

Tu empresa en Brasil

Antes de tomar la decisión de exportar a Brasil, también deberás sopesar las posibles formas jurídicas que te permitirán hacerlo. La legislación del país es bastante restrictiva en lo relativo a la entrada de empresas extranjeras, por lo que muchos empresarios optan por constituir una sociedad brasileña con sede local.

Este segundo formato permite funcionar bajo las estructuras de sociedad anónima, sociedad limitada o incluso instaurando una Joint Venture. Hablamos de formatos presentes en Europa, por lo que no supondrán ninguna novedad o estudio extra para tu negocio.

Total
4
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Related Posts
Ya está disponible la versión 3 de nuestra Guía de Incoterms 2020
Descargar
Usamos cookies para mejorar su experiencia de navegación en nuestra web, para mostrarle contenidos personalizados y para analizar el tráfico en nuestra web. Ver política de cookies
Total
4
Share